El tiempo pasa volando cuando uno lo pasa bien y todo tiene su tiempo.

Queremos con estas dos frases cerrar otra etapa de nuestras vidas. La situación actual, nos ha golpeado fuerte así como a todos. Hicimos todo lo que estuvo de nuestra parte, pusimos nuestro tiempo, dedicación, pero sobre todo pasión en este emprendimiento que duró dos años y medio. Fue un proyecto familiar donde ofrecimos lo mejor de nosotros a nuestra clientela y entregamos parte de nuestro tesoro culinario de ese país que está tan lejos pero que lo llevamos tan cerca del corazón.

Todo lo que hicimos no hubiese valido la pena sin ese inmenso apoyo que recibimos de todos ustedes. Clientes fieles, alentadores y siempre dispuestos a apoyarnos. Queremos agradecer eternamente vuestra presencia en nuestros eventos, las buenas recomendaciones y el tiempo que compartimos.

Con esto les informamos que no seguiremos en el local de Åkersberga, en la casa comunal Alceahuset. El restaurante está por el momento cerrado.
Por mas información nos pueden contactar por mensajes o teléfono.

Una vez más muchísimas gracias.